Conservar el pan

Conservar el pan

¿Sabíais que hace solo 100 años el pan se hacía un día a la semana? Y comían pan cada día. En nuestro pueblo no había panaderías como se entienden ahora. Había hornos donde la gente iba a cocer su pan, panes grandes que luego la familia conservaba el pan en sus casas.

Poco a poco, fueron llevando sacos de harina molida a esos hornos y les cambiaban los kilos de harina por kilos de pan. El resto de harina la usaban para hacer pan y venderlo a quienes no tenían harina. Esos panes seguían siendo muy grandes y seguían durando una semana. 

 

Pan integral de trigo Florencia Aurora ecológico.

La mala fama del pan integral

¿Sabéis que esa harina que llevaban debía ser integral por orden del gobierno? Y como preferían la harina blanca, cernían toda la harina, y echaban salvado por encima del cubo. Así, cuando venía el inspector a revisar la harina, la encontraba integral. Al menos por encima, claro. Así empezaron a comer pan blanco, que estaba de moda, como el azúcar blanco y la piel blanca. Todo eso era sinónimo de abundancia. El que podía permitirse lo “blanco”, era rico. Comer pan blanco era un estatus social.

Quizá por eso tenía tan mala fama lo integral. La generación de mis abuelos nos inculcó ese rechazo. Ahora vemos que es mucho más sano, nutritivo y beneficioso comer el grano entero. 

¿A qué viene todo esto? Pues a deciros que nuestro pan es más sano, nutritivo y beneficioso por ser integral y que PODÉIS CONSERVARLO DURANTE UNA SEMANA sin problemas. Nos dijo Bigas Luna cuando nos visitó que el pan está más rico a partir del 6º día, pues ya ha reposado lo suficiente. ¡Y con nuestro pan eso está chupado! Por eso decidimos en 2017 cerrar los lunes.

Pan de Trigo Aragón 03 ecológico

 

Pan integral de Trigo Aragón 03 ecológico

Consejos para conservar el pan

¿CÓMO? Antes lo guardaban con paños en cestos de mimbre o artesas de madera en el lugar más fresco de la casa. Ahora puedes guardarlo en la nevera en un envase que lo proteja de la humedad. La cuestión es evitar que pase calor porque puede enmohecerse (o florecerse, como solemos decir aquí). Y si se secara por estar al aire, podéis rehidratarlo poniéndolo sobre el vapor o hacer pan rallado con él. Así de fácil. 

También podéis congelarlo cortado a rebanadas. Sacáis la rebanada directamente a un plato o al tostador y se descongelará perfectamente. Incluso a nosotros podríais engañarnos y no saber si esa tostada ha sido congelada, es pan de 3 días o reciente. Así es nuestro pan. 

Así que si vives solo, si viajas a menudo, si sois muchos en casa, si nunca sabes cuándo y cuántos vais a comer en casa, si un día estás panero y otro no, ÉSTE ES TU PAN IDEAL. Compras una vez y te olvidas. Sabes que siempre vas a tener a mano un pan de calidad. 

Para saber más sobre novedades y actividades visita nuestro Instagram o nuestro Facebook. Hacemos también talleres de panes ecológicos.

Deja un comentario