Repostería sin azúcar

En internet podemos encontrar cientos de páginas relacionadas con los problemas de consumir mucha azúcar y con la dificultad de conseguir alternativas saludables que perjudiquen lo menos posible. La repostería sin azúcar no siempre es solución. Para evitar problemas, los nutricionistas suelen prohibir en sus dietas el azúcar refinado y rara vez lo sustituyen por otra alternativa. Prefieren que lo elimines de tu dieta.

 El problema es que el azúcar se ha convertido en un ingrediente muy habitual en nuestra dieta y sacarlo de ella cuesta muchísimo. Primero, porque se ha convertido en un hábito y está continuamente promovido social y culturalmente en cada celebración y hasta como regalo. Después, porque nuestra forma de comer está muy relacionada con las emociones (de eso sabemos mucho gracias a nutricionistas como Pilar Osambela y muchas veces suplimos la falta de afecto con azúcar.

no images were found

Nuestra alternativa: 

Ya hablamos aquí sobre nuestra repostería y hablaremos más adelante sobre el azúcar en el pan . Ahora, sólo queremos explicar qué es lo que nos gustaría hacer en EcoMonegros para personas que quieren eliminar el azúcar de su dieta comiendo algo dulce. Una alternativa sería la ESTEVIA. La consumimos en casa y desde hace varios años se está cultivando cerca de nuestra tierra, en Josenea, en polvo, con certificado ecológico. Todo es perfecto, pensaréis. Sólo hay un pequeño detalle que se nos escapa. Resulta que la hoja de estevia no es un ingrediente autorizado en transformación agroalimentaria, y menos en producción ecológica. Sí está permitido el glucósido de esteviol en alimentación convencional (no eco), pero eso es como los edulcorantes artificiales. 

Así que EcoMonegros, a día de hoy, propone 3 opciones: 

  • Consumir repostería salada
  • Comprar la harina, el aceite y la hoja de estevia en polvo ecológicas y hacer las galletas en casa. Aún así la harina lleva hidratos de carbono que se convierten en azúcar. Y hay que controlar.
  • Que lo poco que consumas con azúcar sea ecológico y de vez en cuando. El nuestro es azúcar de caña Golden marca Native.

Opciones que nos hemos planteado anteriormente: 

  • Usar miel. Hicimos unos farinosos de miel hace años pero no tuvieron mucho éxito y los que producían esa miel (Jalea de Luz) se quitaron el certificado por los problemas que les ocasionaba la certificación de un producto tan complejo de controlar en el campo. ¿A dónde van las abejas? Además no es una opción para los veganos y los diabéticos tienen el mismo problema con la miel que con el azúcar.
  • Usar fruta. Probamos a hacer unas magdalenas con zumo de uva de Biofrutal. El sabor era soso y la gente no quiere comer cosas sosas. Solo quiere cosas saludables apetecibles.

Descartado: 

  • Usar edulcorantes artificiales. Porque lo prohíbe el reglamento ecológico y por los efectos secundarios que tienen, ya que sabemos que están prohibidos en otros países. 
  • Usar sirope de ágave, azúcar de coco, etc, porque el efecto es el mismo que el azúcar en diabéticos, altera el sabor al que estamos acostumbrados y porque conseguir producto local es difícil. 

Sabemos que es tirar piedras contra nuestro propio tejado pero si quieres picar algo entre horas puedes encontrar almendras, nueces, zanahorias, pimientos rojos, o verduras para hacer un caldo en la muestra agroecológica de Zaragoza, en vez de buscar repostería sin azúcar. Y por si no lo sabías, con nuestros granos de trigo, puedes hacer un chicle sin azúcar muy sano y nutritivo. De hecho es una buena opción para comer trigo. Nuestras abuelas lo comían así cuando eran pequeñas.